30 de junio: Día del Asteroide (Asteroid Day)

30 de junio de 1908: evento Tunguska.
30 de junio 2015: nace el “Día del Asteroide”. (Asteroid Day)

En febrero de 2014, el reconocido músico y astrofísico Brian May (Queen) quién habitualmente alterna entre sus dos pasiones, fue convocado para hacer la música de una nueva película, cuyo argumento giraba en torno al impacto de un asteroide en la ciudad de Londres.


El Dr May le sugirió al director de la película, Grigorij Richters, que aprovechara y se acercase a un encuentro de físicos, entre quienes estaban nada menos que Stephen Hawking, Richard Dawkins y Rick Wakeman. De ese encuentro y charlas informales, nació la idea del Día del Asteroide o Asteroid Day, en inglés, con la finalidad de impulsar, colaborar y difundir la importancia del estudio de estas rocas espaciales, de las cuales, cualquiera de ellas en algún momento pudiera impactar en nuestro planeta, con un gran abanico de posibles consecuencias, dependiendo, a su vez, de múltiples variables. De allí la importancia de conocerlos mejor.

Reza el viejo dicho popular… “Más vela prevenir, que curar

Esto es sintéticamente, el origen del Día del Asteroide, proyecto al que se han sumado muchos astronautas, físicos (algunos de la talla de Sir Martin Rees); músicos, como Peter Gabriel y gente común.

¿Se sabe puntualmente de algún asteroide que a futuro nos vaya a impactar?
No.
Pero no estamos libres de ello, por eso, es tan importante la prevención, realizando “escaneos” del cielo, (en esto es importantísima la ayuda de los aficionados de todo el globo) para poder hacer un mapa de ubicación y tamaños estimados de asteroides y a su vez luego, un seguimiento de los que tienen órbitas que pudieran resultar “peligrosas” en algún momento para nuestro planeta e ir planeando posibles soluciones para el caso de ser necesario.

La invitación está abierta, para todos lo que quieran sumarse al Día del Asteroide. Agrupaciones, clubes de astronomía, grupos de colegio, planetarios, etc. mil ideas y propuestas para acercar la temática a la población en general.

Página oficial: //asteroidday.org

24hs en vivo
La ESA- Agencia Espacial Europea- adhiere a la celebración del Día del Asteroide o Asteroid Day, participando de las 24hs de transmisión que se realizará desde el sitio oficial del evento: https://asteroidday.org/live/

Recordemos que habrá participación de grandes observatorios, NASA; ESA; JAXA (Agencia Japón) además de personalidades de la astronomía y la física, entre otros.

Por actividades en la República Argentina: www.facebook.com/AsteroidDayArgentina/  y Twitter

Pero… ¿Por qué se eligió el 30 de junio para celebrar el Día del Asteroide?

Porque el 30 de junio del año 1908, se registró el último gran impacto conocido, ocurrido en Tunguska, tundra siberiana, de allí que se lo conozca como “el evento Tunguska”, algo que resultó un verdadero misterio, por fenómenos globales que no tenían explicación (ubíquense en el año 1908…) y que sólo en 1921, al ser enlazados los relatos y fenómenos, más la primera expedición que llegó a la zona, pudo deducirse lo ocurrido allí 13 años antes, en “el medio de la nada” (por suerte…)

Hoy se sabe que fue un cuerpo (aún hay debate entre los expertos, si se trató de un asteroide o de un cometa) de alrededor de 50 metros, (últimas estimaciones hablan de un tamaño algo menor) que entró a casi 54 000 km/h en la alta atmósfera, en un ángulo bastante cerrado, que debido al brusco cambio de temperatura que generó la fricción, entre el exterior y el interior del asteroide, habría estallado en el aire antes de tocar suelo.
Pero el mundo lo sintió.

Muchos al leer esto, tal vez recordarán al otro evento ocurrido en febrero de 2013, también en Rusia, en la zona de Chelyabinsk, con un “pequeño” asteroide de unos 17-20 metros, cuya onda expansiva rompió los vidrios a varios kilómetros a la redonda. Imaginen lo que habrá sido con un cuerpo de unos 50 metros…

El sonido del estallido que llegó a grandes distancias. Tenues sismos en diversos puntos del globo (los incrédulos pasajeros del tren transiberiano lo sintieron); oscilaciones en la presión atmosférica. En los días posteriores, cielos y nubes oscuras o coloridos inusuales en los atardeceres de Londres; París, etc.


Por todo esto, ¿qué mejor que celebrar el Día del Asteroide que el 30 de junio? como un recordatorio de que no estamos exentos de fenómenos como este, por lo que cuanto más sepamos, mejor…