viernes, 7 de mayo de 2021

Para seguirlo minuto a minuto…

Ya está en boca de todos que este fin de semana, caerá el cohete chino CZ-5B R/B - NORAD 48275, (el que lanzara una parte de la Estación Espacial China Thianhe 1) de modo “no controlado” es decir, simplemente, por la fuerza de gravedad de la Tierra que lo atrae, irá bajando, esto hace que al encontrar atmósfera cada vez más densa, se frene, y al tener menos velocidad, más baja… y así hasta que ya la velocidad de su órbita no alcance para mantenerlo en movimiento y gane la fuerza de gravedad de la Tierra: el objeto cae.
Esto es lo que está ocurriendo ahora.

Generalmente, los satélites o restos de naves espaciales, se procura (sobre todo si son de cierto tamaño) controlarlos para que caigan sobre el océano Pacífico, ya que es la extensión de agua más grande, por ende, menos habitada y con menor probabilidad de dañar a personas o bienes.

Aclaremos, gran parte del satélite/nave espacial, se destruye en esa entrada, ya que la fricción con la atmósfera (tiene una explicación más física que ahora omitiremos) los recalienta y se quema, desintegrándose y sólo algunos trozos más grandes –si es que quedan- pueden alcanzar el suelo.

¿Pasa esto siempre?
No.

¿Puede llegar a pasar?
Sí, pero no el cohete entero. Aunque tenga 30 metros de largo, 5 de diámetro y pese unas 30 toneladas, mucho se desintegrará y fragmentará al reingreso.

Cuando éste reingreso se produce en forma “descontrolada” solamente queda seguirlo de cerca, recalculando matemáticamente la proyección de la evolución de esa caía y con apenas algunas horas de antelación, puede estimarse cuál será el sitio de caída.

Varios sitios dedicados a la información sobre satélites están suministrando las proyecciones en pantalla en tiempo real, de la ubicación de estos restos, y cada uno calcula una hora y lugar de caída, pero atención. Esto se modifica a medida que se obtiene nuevos datos sobre el comportamiento del, en este caso, cohete.

SkyLab

Antecedentes
El 8 de febrero del año 1974, reingresó la SkyLab, (NASA) la que se hiciera famosa por caer algunos de sus restos sobre territorio australiano, sin embargo el 23 de marzo de 2001, reingresó en forma controlada la estación espacial rusa MIR sobre el océano Pacífico, frente a las costas de las islas Fiyi, sin tocar tierra ningún segmento.

MIR

Destrucción de la MIR
El caso más reciente, es del año 2018, cuando la estación espacial, también china, Tiangong 1, cayó el 2 de abril en forma descontrolada, por suerte y azar, en el océano Pacífico sur.

Cabe destacar, que ante una caída “descontrolada” se siguen las posibilidades de la zona de ingreso, para entre otras cosas, advertir a la navegación aérea y marítima, para que no crucen o viajen por esa zona, evitando riesgos.

A no ponerse nerviosos.
Según algunas predicciones, (con variadas) el misterio de saber en dónde caerá se verá finalmente resuelto alrededor de la medianoche del sábado 8 al domingo 9 (según huso horario)… cuando caiga.
Tiangong 1
Les dejamos algunos de los muchos links a sitios que proyectan en vivo la trayectoria y posición de CZ-5B R/B - NORAD 48275, el que pasará a la historia, habiendo tenido muy corta vida, ya que fue lanzado el 29 de abril de este año, pero del que todo el mundo habló… o temió.

https://www.satflare.com/track.asp?q=48275&sid=71#TOP

https://www.satview.org/?sat_id=48275U

Recopilación y textos: Claudia C. Pérez Ferrer / Achernar
Fotos: NASA y Agencia Espacial China
Diagrama: SatFlare.com 

domingo, 25 de abril de 2021

Luna llena más “grande” del año 2021… pero no lo única

Salida de la Luna llena 2019, por Fernando García / Achernar
Este martes 27, se conjugarán dos cosas: la fase de Luna llena y el perigeo extremo anual, lo que popularmente se ha dado en llamar “Luna llena más grande” del año, o (quizás más engañoso) “superluna”, nombre surgido del área de difusión de la propia NASA, intentando llamar la atención de la gente, para que vuelvan a mirar la Luna.

Qué es la Luna llena, ya lo sabemos, pero no todos recuerdan o saben qué es “en perigeo” y menos “extremo”.

Comencemos por el principio
La Luna orbita a la Tierra en unos 29 días (redondeando) pero la órbita no es perfectamente circular, esto hace que en un momento del mes, se encuentra más lejana a nosotros, en apogeo, y en otro más cercana, justamente, el perigeo.

En cifras: la Luna se encuentra en promedio a 385.000 km de nosotros, pudiendo estar tan lejos como a 406.700 km y tan cerca como a 356.400 km, pero estas distancias máxima y mínima no son iguales cada mes.
Tiene sutiles variaciones, por eso cuando coincide el perigeo más cercano del año con la Luna llena, se le dice “la más ‘grande’ del año”.
¿Esto es así?
Digamos que técnicamente, la Luna llena en perigeo extremo puede ser, según indican las matemáticas, hasta un 14% más grande que en su apogeo, lo que no significa que la vean más grande a simple vista. Realmente no se nota diferencia y no hay que confundir esto, con aquello de ver la Luna “así de grande” cuando la vemos a la salida, ya que esto –aunque no lo crean- es sólo una ilusión óptica, algo que explicó el psicólogo italiano Mario Ponzo (1882-1960) al darse cuenta que la mente del ser humano, estima el tamaño de un objeto de acuerdo al entorno, esto hace que veamos a la Luna o constelaciones, mucho más grandes cuando están cercanas al horizonte debido a que lo comparamos con los objetos del paisaje.
Si no lo creen hagan la prueba de medir, por ejemplo, con un pequeño rollo de papel en el que quepa justo al imagen de la Luna a la salida y luego, a la medianoche cuando ya la tenemos casi sobre la cabeza.
¿No son iguales?
A nuestro entender, lo que puede llegar a ser más notorio, es la luminosidad, ya que en este caso, la diferencia entre perigeo y apogeo, puede llegar a ser del 30%.

Obviamente, no es como prender y apagar un foco, ya que la Luna se acerca lentamente siguiendo su órbita y de igual modo se aleja, pero la vista más sensible quizás lo note.

¿Y la “Luna roja”?
Es común ver la Luna en la salida o la puesta, en tonalidades naranja-rojizas, algunas veces más clara y en otras más oscura e intensa, pero esto se debe exclusivamente a nuestra atmósfera. Si hay humedad, polvo en suspensión o humo, la Luna se verá más oscura y rojiza que si el cielo está seco y limpio.

Aclaración
Cabe aclarar, que este fenómeno, no interesa en lo absoluto a los astrónomos profesionales y en los aficionados a creado “una grieta” entre los que aprovechamos para la difusión de la astronomía y aportar algo al conocimiento al gran público, ya que del tema se hablará igual, y los que por ser más similares a profesionales, lo minimizan al máximo y hasta llegan a ver mal que se toque el tema.

Podemos ver, que hay para todos los gustos, pero lo importante, es dejar alguna enseñanza en la gente e incentivar ese “viejo placer de mirar el cielo”, como solemos decir.

Los datos de esta Luna llena + perigeo extremo
En esta oportunidad, la Luna tendrá la fase de llena, a las 0.37 hs argentina (03.37 hs Tiempo Universal) es decir, apenas pasada la medianoche del 26 al 27, y el perigeo de 357.378 km será 12 horas después, a las 12.22 hs argentina (15.22 hs TU).

La salida, en el caso de Mar del Plata y válido hasta 50 km a la redonda, a partir de lo cual comienzan a surgir leves diferencias, será a las 18.46 hs, teniendo ese día, como estrellas de fondo la minimalista constelación de Libra, la balanza, la que pueden sintetizarse en tres estrellas algo brillantes que forman un gran triángulo isósceles y veremos “arriba” del gran anzuelo que dibuja a Escorpio, el escorpión.
Pero no es cuestión de mirar la salida de la Luna un solo día...

En Mar del Plata, el lunes 26 saldrá a las 18.10 hs, mientras que el miércoles lo hará a las 19.27, ya sobre “la cabeza” de Escorpio.

Adelanto
En el mes de mayo, tendremos otra Luna en perigeo extremos, ya que habrá poca diferencia entre uno y otro, de apenas 67 km siendo el de mayo el más cercano, con 357.311, pero además, ese día habrá un Eclipse Total de Luna, aunque parcial para nosotros y de madrugada, ya que la Luna se ocultará sobre el oeste a poco de llegar al máximo, por lo que será algo incómodo de ver.

Actividades Achernar
Desgraciadamente, dado la pandemia que estamos viviendo, no podremos hacer el encuentro anual para ver la salida de esta Luna, pero compartimos la información y datos, para que cada uno cómo y dónde pueda, la disfrute, solo o con familiares, pero recuerden que ver la salida de la Luna –en nuestro caso sobre el mar- es todo el año, un regalo de la naturaleza.

Fríos datos:
Día, martes 27
Hora de fase llena: 0.31 hs
Hora del Perigeo: 12.22 hs
Distancia: 357.378 km
Hora de la salida en Mar del Plata: 18.46
Estrellas de fondo: Libra

Recopilación y textos: Claudia C. Pérez Ferrer /Achernar
Fotos: Fernando García / Achernar
Infografía: Achernar




sábado, 17 de abril de 2021

Un largo camino ya lejos de casa

La sonda “Nuevos Horizontes”, alcanza las 50 UA y “por allí” está “Viajero 1”


Así es. Este fin de semana la sonda espacial “Nuevos Horizontes” (New Horizons, en inglés, JPL/NASA) que tantas satisfacciones ha dado hasta ahora, alcanzará la distancia de 50 Unidades Astronómicas. Entre otras cosas, es la primera sonda en lograr observar de cerca al planeta enano Plutón, el que desde su descubrimiento en 1930, permaneció en el misterio su morfología, tamaño exacto, y entorno, como lunas y la posibilidad de tener tenues anillos, misterios que fueron resueltos en julio de 2015, cuando la sonda pasó rauda y eficazmente, por las cercanías de Plutón.


Lanzada el 19 de enero de 2006 y con apenas el tamaño de un piano de cola, esta sonda es, hasta la fecha, la más veloz, por lo que en “sólo” 9 años, logró alcanzar a Plutón, pasando el 14 de julio de 2015, por su punto más cercano a Plutón, unos 12.500 km a la nada despreciable velocidad de 84.000 km/h. (Foto)
Imagen completa de Plutón, creado a partir de un mosaico de fotos tomadas por la "Nuevos Horizontes"
Pero su viaje no concluyó allí ni mucho menos.

Una vez dejado atrás al llamativo planeta enano, se reorientó hacia su nuevo objetivo: Arrokoth.

Se trata de un Objeto del Cinturón de Kuiper o KBO por sus siglas en inglés, descubierto el 26 de junio de 2014 gracias a imágenes del Telescopio Espacial Hubble, por el equipo de búsqueda de objetivos de la “Nuevos Horizontes”, encabezado por Marc Buied. Recibió la designación de 2014 MU 69 y luego, el nombre provisorio de Última Thule.
Detalle de Plutón. Variedad de accidentes geográficos
El 1° de enero de 2019, la zona pasó por sus cercanías. Resultó ser un cuerpo binario, es decir, son como dos esferoides unidos o, técnicamente, “en contacto” con un largo total de 36 km.

El viaje no fue tan simple, y tuvo antes de llegar a su objetivo principal, Plutón, tuvo encuentros con el asteroide 132524 APL, del cinturón intermedio de asteroides y Júpiter.

Buscando nuevos objetivos y en “perfecto estado de salud” la sonda continúa alejándose de casa, llegando en este momento a las 50 Unidades Astronómicas, lo que es igual a decir, 50 veces la distancia promedio Tierra-sol, mientras con diversos instrumentos recoge datos del gélido espacio profundo.

Para entender mejor las distancias -como hemos sugerido en otras oportunidades- tomen dos objetos cualquiera y una cinta métrica o simplemente, un trozo de papel.

Coloquen uno de los objetos que representará al sol. A la distancia que más les guste, coloquen el otro objeto, que representará a la Tierra. Paso seguido, midan con la cinta métrica o el papel (o trozo de hilo, etc.) la distancia entre ese “sol” y la “Tierra”, luego, partiendo del “sol” cuenten 50 veces la media que han tomado.
¿Lejos?
Esto no es nada, comparado a la distancia en la que se encuentra la sonda “Viajero 1” (Voyager 1 en inglés. JPL/NASA), el objeto construido por el ser humano que más lejos ha llegado.

Para tener una vaga, realmente muy vaga idea de la distancia a la que se encuentra, nuevamente partiendo del “sol”, deberán contar 152 veces y media esa distancia UA…
¿Mucho más lejos, verdad?

De completar la idea de lo que estamos hablando, haría falta una escala de tamaños que la acompañe, pero es imposible conjugar las dos cosas.

El equipo de la “Nuevos Horizontes” decidió echarle una mirada a lo profundo del espacio, desde ésta sonda en dirección a la “Viajero 1”.

Obviamente, que no se ve, pero es emocionante saber que una sonda que está a 50 Unidades Astronómicas de casa, mira en dirección a donde se encuentra una sonda de las década de los ’80, que está a más de 100 UA de ella.
Compartimos la imagen, tomada el 25 de diciembre último, con un círculo amarillo que indica el punto del espacio en el que se encuentra la “Viajero 1”.

(Aclaran en la descripción, que los que se ven como puntos borrosos, son en realidad distantes galaxias.)

…Y pensar que todo surgió de la mente y las manos de los seres humanos…

Fuente: JPL/NASA- “Nuevos Horizontes”
Recopilación y textos: Claudia C. Pérez Ferrer/Achernar
Imágenes: NASA/Johns Hopkins APL/Southwest Research Institute