martes, 18 de febrero de 2020

Se cumplen 90 años del descubrimiento de Plutón


Del descubrimiento de Plutón, pequeño cuerpo del sistema solar, que cada tanto nos revoluciona.
En 1930, por ser el primer "planeta" descubierto desde hacía mucho tiempo, en épocas en que se dudaba de que existiese algo más allá de la órbita de Neptuno, aunque... aún se dudaba si existía un planeta orbitando más cercano al sol que Mercurio.



Años después, en el 2006, creó gran revuelo al decidir la Unión Astronómica Internacional, pasar su clasificación, a un nuevo grupo de cuerpos del sistema solar, los llamados "planetas enanos".

Mientras tanto, Plutón daba más que hablar que lo que podía saberse de él.


Con la mitad del tamaño de nuestra luna, una órbita muy excéntrica en inclinada respecto a la eclíptica (plano general de la órbita de los planetas) y una distancia promedio de unas 40 Unidades Astronómicas (40 veces la distancia Tierra-sol) se desconocían detalles de su superficie, temperatura y atmósfera.


En 1978, se le descubrió una luna: Caronte.


Telescopio Espacial Hubble, NASA/ESA

En 2005 y 2011 volvimos a sorprendernos, cuando gracias al Telescopio Espacial Hubble, le fueron descubiertas 4 lunas más: Hidra; Nix; Cerbero y Estigia.

Telescopio Espacial Hubble. NASA/ESA

Pero continuaba el misterio sobre su superficie. Imposible verlo desde aquí.

Hasta que en 2015, llegó la gran revolución en los medios astronómicos y públicos, al llegar allí luego de 9 años de viaje, la sonda espacial norteamericana "Nuevos Horizontes" (New Horizons) la que en un paso cercano a altísima velocidad, develó los misterios: por primera vez desde su descubrimiento, tuvimos fotos de su superficie.




NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

Y hoy, compartimos una nota, en la que nos cuentan algunos aspectos poco conocidos de la historia del descubrimiento, en el que la mano, mejor dicho, cerebro de una mujer, tuvo suma importancia.

Feliz aniversario, Plutón.

Su descubridor en los últimos años de su vida

https://www.infobae.com/salud/ciencia/2020/02/18/quien-fue-la-brillante-matematica-detras-del-descubrimiento-de-pluton/

viernes, 14 de febrero de 2020

A 30 años del Punto Azul Pálido

La astronomía nos permite apreciar la insignificancia de la Tierra a escala sistema solar, Galaxia y ni hablar, Universo.

Este “Punto azul pálido” es un universo de formas de vida dentro de un universo de estrellas.

Lo micro y lo macro sin una escala definida… ¿Qué es pequeño? ¿Qué es grande?

Por ello es que se celebran los 30 años de que se tomara esta icónica fotografía llamada “un punto azul pálido”.

A instancias del astrónomo y divulgador Carl Sagan, quién sabía perfectamente que si la sonda Viajero 1 la tomaba, no tendría valor científico ni aportaría nada nuevo a la astronomía, pero sí quizás, a la conciencia humana.

Finalmente ese 14 de febrero de 1990 a las 04.48 hs Tiempo Universal (01.48 hs argentina), la Viajero 1 tomó las imágenes, luego de meticulosos cálculos y programación a cargo del JPL y Carolyn Porco (Universidad de Arizona) de la secuencia a seguir con las cámaras y filtros, la sonda ya se encontraba a la friolera de 6 mil millones de km de nosotros.


Entre reflejos de la luz solar (que aunque tenue llegaban a las sensibles cámaras) que aparecen como fantasmagóricas líneas de diversa tonalidad, hay un pequeño, muy pequeño punto -no alcanza ni a ser un píxel, 0.12- que es nada menos, que nuestro hogar.

Esa fue la última imagen que vieron sus cámaras, ya que 34 minutos después, procedieron a apagarlas para ahorrar energía y así poder recibir información de otros instrumentos a medida que la Viajero 1 continuara alejándose “de casa” para adentrarse en el espacio interestelar.

En aquel momento, la sonda se encontraba a 40 Unidades Astronómicas, (40 veces la distancia Tierra-sol) hoy día se encuentra a casi 149 UA, convirtiéndose en el objeto construido por el ser humano que más lejos ha llegado.

Las señales de ida o de vuelta, demoran 22 horas y media, y continuará alejándose y se calcula que sus últimos instrumentos se apagarán en el 2025, cuando se agote su energía nuclear, pero una de las cosas, quizás más importantes que nos habrá dejado, es esta imagen de nuestro hogar, de nuestro ínfimo lugar en el espacio.

Un día para celebrar y reflexionar.

Para dejar de pensar siempre en “lo que hacen los otros”, para recapacitar sobre todo lo que cada uno de nosotros hace a diario, saboteando nuestro hogar, nuestro planeta, nuestro hábitat en el Universo, este pequeño “Punto Azul Pálido” que nos alberga.


Fotos: Original, NASA/JPL

Remasterizada, por Kevin M. Gill, del JPL, con la colaboración de dos de los planificadores originales de la imagen, Candy Hansen y William Kosmann.



sábado, 8 de febrero de 2020

Resultados de la participación de Achernar, en la Noche de los Museos, Mar del Plata 2020

Tal como lo adelantamos el mismo jueves, el mal tiempo reinó todo el día, entre lluvias, amenazas de tormenta fuerte, relámpagos y por momentos, viento, siendo todo esto lo que obviamente, impidió llevar el telescopio al Museo Municipal de Ciencias Naturales "Lorenzo Scaglia" como habíamos acordado, pero a falta de Telescopio… buenas son una fotos para hablar de astronomía.
La costa marplatense desde el interior del Museo Scaglia (Todas las fotos: Claudia Pérez Ferrer)
Exhibiendo algunas fotografías de la Luna, Orión, la Cruz del Sur, Las Pléyades, más algunas en 3D, llegamos a unas 600 personas, de absolutamente, todas las edades. 
(Basados en la cantidad de volantes que distribuimos -200- y promediando que cada grupo familiar fuesen tres, ya que algunas veces eran más de 4 y en otras sólo dos.)

En los volantes, promocionamos actividades sobre el tema de la celebración del Punto Azul Pálido, qué es, por qué se celebra y por qué lo impulsa en esta oportunidad, la Unión Astronómica Internacional (como cierre de los festejos de los 100 años de la institución) 

Como es de imaginar, surgieron preguntas alrededor de “esos satélites que se vieron el otro día” –los StarLik, que causaron gran revuelo-; el consabido “¿nunca vieron nada raro en el cielo”?, o cómo orientarse con la Cruz del Sur, por mencionar algunas.

En un clima muy familiar, en el que nosotros explicábamos las cosas con cuotas de humor para que comprendieran mejor los más chicos y con la pícara complicidad de los adultos, se desarrolló la actividad de Achernar gracias a la buena predisposición de la gente del Museo Lorenzo Scaglia y la Directora General de Museos, Andrea Basualdo, quienes nos abrieron las puertas y recibieron generosamente para esta actividad, a la que se le sumará la charla audiovisual (y posible observación por telescopio) del día 16, sobre este maravilloso “Punto Azul Pálido: la medida de nuestra pequeñez”.

Recordemos que el día 17, también estaremos con el tema del Punto Azul Pálido, pero en Punta Mogotes.

Gracias, como siempre, a todos por acompañarnos. (Y autorizarnos a tomar las fotos)