El show de los Iridium

Por Eduardo Horacek (Integrante de Achernar)

Desde hace unos 20 años pueden verse en el cielo unos repentinos destellos que duran unos pocos segundos y que debido a su gran brillo son fácilmente observables a simple vista; algunos de ellos pueden alcanzar la magnitud de –8 (esto es 30-40 veces más brillantes que Venus). Estas ráfagas de luz se deben a los satélites Iridium y suelen observarse al comienzo de la noche o poco antes del amanecer.


¿Que función cumplen los Iridium?
Los Iridium son satélites de comunicaciones relativamente pequeños (4 metros de envergadura y forma triangular) que orbitan la Tierra a unos 780 km de altura, diseñados para formar parte de una red mundial de comunicaciones para teléfonos móviles, el primero de los cuales fue lanzado el 5 de mayo de 1997.
Los satélites Iridium constan básicamente del módulo de comando y la sección de comunicaciones, dos paneles solares y tres antenas principales (MMA, Main Mission Antennas) cada una del tamaño aproximado de una puerta.
Las MMA (antenas principales) son superficies altamente reflectantes que actúan como un gran espejo, y cuando el ángulo con el Sol y con el observador es el adecuado, una de las antenas envía un destello muy brillante hacia el observador que ve, durante unos segundos, cómo el reflejo del Sol aumenta y disminuye casi simétricamente hasta desaparecer.

"Los Iridium son satélites que por su diseño, cuando el ángulo con el Sol y con el observador es el adecuado, una de las antenas envía un destello muy brillante durante unos segundos, por lo que su luz aumenta y disminuye casi simétricamente hasta desaparecer"


El final de los Iridium
En unos pocos años este conjunto de satélites serán reemplazados por una nueva flota, la constelación Iridium NEXT.
Una vez terminada, la flota Iridium NEXT constará de 72 satélites en órbita y estará completa a mediados de 2018, reemplazando a la constelación Iridium original formada por 93 unidades lanzadas entre 1997 y 2002.
Lamentablemente los característicos destellos ó “Iridium flares” serán un recuerdo ya que estarán ausentes en los nuevos satélites NEXT.