Parhelios 24-11-2016 Mar del Plata

Ayer 24-11-2016, muchos encontraron un fenómeno en el cielo a la tarde.
Fue un Parhelio visto en dirección sur-oeste. Un fenómeno hermoso y "extraño" para muchos.


Parhelio, en realidad fotografié uno. desde Nikon D5100

Los Parhelios... ¿Parhelios?
Que es eso??? La pregunta que se harán muchos...
Bueno son dos concentraciones irisadas de luz ligeramente alargadas situadas a cada lado del Sol.

Técnicamente, estas manchas de luz coloreadas se originan por la refracción en cristales de hielo aplanados de forma hexagonal en caras alternas, que caen con su base orientada horizontalmente. La luz que atraviesa el cristal de hielo se refracta asimétricamente, lo que impide formar parhelios con el Sol a más de 60º de altura y hace que el parhelio tome una forma alargada.



Tanto en español como en inglés se les denomina falsos soles, también conocidos en inglés por sundogs o perros del sol).
En muchas ocasiones tan solo resulta visible una de las marcas luminosas. Su intensidad puede ser notable, sobre todo con el Sol cerca del horizonte, produciendo una viva gama cromática. Cuando la fuente de luz es la Luna se llaman parselenia o falsas lunas.

Difícil de entender lo técnico... Mas facil?
La palabra “parhelio” viene del griego “parhelion” (“para”= “junto a”, y “helios”= “Sol”). Los parhelios se conocen desde la más remota Antigüedad (ya los describió Aristóteles). En inglés se les llama “sun dogs”, porque es como si fueran los perros guardianes del Sol.

Este fenómeno no es muy frecuente (no se observa todos los días), pues sólo se produce en determinadas condiciones: cuando la luz del Sol atraviesa un determinado tipo de nube (cirros o cirroestratos), formada por cristales hexagonales de hielo, los cuales deben estar en posición horizontal.

NOTA: Si los cristales no están -solamente- en posición horizontal, entonces se da otro fenómeno: un enorme anillo alrededor del Sol, llamado halo solar. Pero en ocasiones los parhelios se ven formando parte de un halo solar.

Los parhelios, aunque no sean muy frecuentes, sí son muy fáciles de observar. Suelen brillar en el cielo con gran intensidad siendo a veces muy llamativos y hermosos.

Esteban J. Andrada
Integrante de Achernar - Difusión de la Astronomía
Mar del Plata