Constelaciones de Otoño

En las noches otoñales, Orión se pone a poco de caer la oscuridad, pero Canopus y Sirio siguen altos. Pero empiezan a "caer" hacia el oeste, siendo dificil observarla a fines del Otoño.  Esta es la mejor época del año para intentar la búsqueda de la Osa Mayor, aunque desde la mavor parte de Australia y de América del Sur siempre se encuentra demasiado baja y en Buenos Aires.





Leo se encuentra al Norte, muy alto, cuya Zona contiene interesantes objetos muy débiles solamente vistos desde lugares lejos de la contaminación lumínica. Arturo se levanta bastante por encima del horizonte. La Cruz y el Centauro están altos hacia el Sur, una zona donde se destacan los cúmulos, como por ejemplo el fantástico cumulo globular Omega Centauri, un cumulo globular de 10 millones de estrellas, visible con un telescopio de buena abertura. Achernar queda a baja altura. Escorpión ya se ve. Pasando la noche, empezará a subir al cenit, junto a sagitario, una zona espectacular para ver desde el campo, y junto a unos prismáticos. Antes de la subida hacia la medianoche de la zona de Escorpión y Sagitario, el cenit no ofrece un aspecto demasiado atractivo porque buena parte de ella aparece ocupada por la vasta y poco brillante Hydra.