El Telescopio Espacial Hubble


El Telescopio Espacial Hubble, fue puesto en órbita el 26 de abril del año 1990, desde el transbordador espacial Discovery, el que había despegado dos días antes desde La Florida, EEUU. 

Este telescopio espacial, si bien no es el más grande que existe, con sus modestos 2 metros 40cm, pero orbitando a un promedio de 600km de altura, casi fuera de la interferencia y molestia de nuestra atmósfera, marcó a fuego la historia de la astronomía. 
Permitió ver el Universo como nunca antes, con un detalle y definición jamás alcanzados, pese a los muy serios inconvenientes que tuvo al detectarse, ya en el espacio, una falla en el pulido del espejo principal (aberración esférica) que hacía que el 80% de la luz de una estrella, se dispersara alrededor de la imagen creando una suerte de mancha borrosa en lugar de una estrella puntual, algo que luego fue corregido mediante un ingenioso sistema de lentes, llamado COSTAR.

Mientras ese momento le llegaba, las imágenes eran corregidas mediante computadoras y pese a todo, no dejaba de maravillar a los astrónomos. Comenzaron a desfilar ante sus ojos, lejanas galaxias en las que se definían sus estrellas, nubes de polvo, cúmulos, etc. Marte; Saturno; Júpiter (en 1994, registró las huellas dejadas en el gigante gaseoso por el impacto del los trozos del cometa Shomaker-Levy 9); Urano; Neptuno con sorprendente detalle y hasta el, por entonces, diminuto 'planeta' Plutón, al que lograron arrancar alguna otra información. Cometas, estrellas en formación y hasta su disco de acreción, del cual, en unos miles o millones de años, podrían formarse planetas, tal como lo fotografió en la Gran Nebulosa de Orión. Asteroides, y por primera vez, las imágenes indirectas que evidenciaron la existencia de los Agujeros Negros, algo que hasta ese momento, si bien era una teoría muy aceptada y matemáticamente plausible, para la ciencia hasta no verlo, no podía asegurarse.
Desperfecto de el sistema óptico (izq)A la derecha, ya corregido, el mismo Objeto
A lo largo de estos 21 años, es innumerable la cantidad de imágenes que ha obtenido. Científicos de todo el mundo, muchos trabajando en conjunto, utilizan sus fotografías actuales y las miles almacenadas que permanecen a disposición de ellos. Nosotros, el gran público, nos deleitamos descubriendo coloridas, formas dignas de las mejores obras de arte, en nebulosas, cúmulos estelares, galaxias, estrellas moribundas, las más lejanas galaxias observadas antes, etc. gracias a este proyecto conjunto de la ESA y la NASA, nacido allá por 1977.Actualmente, no es el único telescopio espacial, aunque los otros no 'ven' del mismo modo que él. El Telescopio Espacial Spitzer observa en infrarrojo y el Telescopio Espacial Chandra en rayos X, incluso, suelen sumarse para algunas investigaciones fotografías de los tres, es decir, se complementan, pero desgraciadamente el Telescopio Espacial Hubble, entró en una triste cuenta regresiva. 

Dado que se sacarán de servicio a los Transbordadores Espaciales, ya no existirá medio para realizarle el mantenimiento necesario y reubicación en la órbita, por lo cual, irá bajando lentamente, para finalmente caer y destruirse al ingreso en nuestra atmósfera, al igual que sucede con los meteoros, algo que se prevé suceda por el año 2014.

Mientras tanto, se prepara el Telescopio Espacial James Webb, quién lo reemplazará, aunque será totalmente diferente en diseño, ubicación (no orbitará a la Tierra sino, que se encontrará en uno de los puntos de Lagrange, a un millón y medio de kilómetros de nosotros, 'acompañando' la traslación de la Tierra) aseguran que permitirá desentrañar muchos más misterios del Universo, pero claro, esto no empañará el trabajo y recuerdo del Telescopio Espacial Hubble, todo un hito dentro de la Astronomía. El telescopio que cambió el modo de ver el Universo.


 Por: Claudia C. Pérez Ferrer, Achernar - Difusión de la Astronomía