Oposición 2012 de Marte



El sábado 3 de marzo, a las 17:10hs argentina, Marte, uno de los planetas más populares, se encontrará en oposición, es decir, del lado “opuesto” al Sol respecto a la Tierra, lo que lleva a que se dé la mínima distancia a nosotros. En esta oportunidad, nos separarán unos 101 millones de kilómetros.
Dado la ligera excentricidad de las órbitas, esto varía de una oposición a otra. Cada 15 ó 16 años, se produce la más cercana, que ronda los 57 millones de kilómetros, algo que tendremos que esperar hasta el 2018. Recordemos que la órbita de Marte (su “año”) es de 687 días, es decir, el doble que el terrestre, por lo tanto las oposiciones se dan año por medio. Marte es uno de los 5 planetas observables a simple vista. Los restantes son, Mercurio; Venus –el Lucero- ; Júpiter y Saturno a los que siempre veremos, sin instrumentos, como “estrellas” más o menos brillantes, dependiendo del planeta y el momento, cuya luz no parpadea o titila, lo que nos ayudará a distinguirlos. En este caso, se le suma, la tonalidad rojiza que le notaremos, debido a la gran cantidad de fino polvo de óxido de hierro presente en su superficie y extremadamente fina atmósfera, siendo su brillo por estos días de magnitud -1.2, es decir, similar al brillo de Sirio, la estrella más brillante del cielo, la que podemos ubicar fácilmente en esta época, ya que si trazamos una línea imaginaria por sobre Las Tres Marías (el Cinturón de Orión) y la extendemos hacia la derecha, nos guiará directamente a Sirio.

Las estrellas de fondo en la zona en la que se encuentra actualmente Marte, son las de la constelación de Leo, el león, siendo su principal estrella Régulus, a la que veremos “arriba” a la izquierda de Marte.

Pese a tener la mitad del tamaño de la Tierra; temperaturas similares a las de la Antártida; imposibilidad de retener agua líquida en su superficie; carecer de capa de ozono (lo que deja llegar al suelo toda radiación nociva del Sol y el espacio) aún no se descarta de plano, la existencia de vida microscópica, quizás en el pasado, tal vez actual hasta comprobarlo fehacientemente. Para sumar investigaciones, es que llegará en agosto venidero la sonda espacial Curiosidad (Curiosity, en inglés) la que luego de un novedoso sistema de descenso recorrerá la superficie llevando en su interior sofisticado instrumental científico para buscar evidencias de la presencia de vida, pasada o presente, en el planeta.
Curiosidad es de similar formato exterior, aunque con el doble de tamaño y peso, a las sondas Espíritu y Oportunidad, llegadas allí en el año 2004, estando la segunda aún en funcionamiento.

Mientras aguardamos la llegada de la nueva sonda, disfrutemos observándolo a Marte a simple vista, desde que oscurece, bajo sobre el Este, a medianoche, alto mirando al Norte, para luego perderse con las luces del alba, bajo, hacia el Oeste. Por si tiene dudas, el día 7 la Luna llena estará visualmente cercana a él.

Otros planetas
Si miramos hacia el Oeste, desde que oscurece, nos encontraremos con Venus (el “Lucero”) y Júpiter, ambos como “estrellas” blancas y muy brillantes. Si bien sabemos que Júpiter está mucho más “atrás” que Venus, los veremos reunidos en el cielo y si el clima nos acompaña, será interesante seguirlos tarde a tarde ya que se irán acercando visualmente hasta llegar, los días 12, 13 y 14 a su mínima separación visual, la que será de unos 3º, lo que equivale al ancho de tres dedos con la mano extendida al cielo. Luego Venus, irá a reunirse con Las Pléyades… pero ya hablaremos de eso más adelante… ¡Disfrútenlo!